Alrededores del Hotel

El Parque de Atracciones de Igeldo

El hotel esta situado sobre el monte Igeldo, alrededor de 400 metros del Parque de Atracciones. Junto con la bahía, el Parque de Atracciones es el centro de atracción y divertimiento, y un lugar de visita obligada para los visitantes que por primera vez llegan a Donostia. El Parque de Atracciones es famoso por sus increíbles vistas sobre la bahía de “La Concha” y la costa vasca de Biarritz (Francia) hasta el cabo de “Matxitxako” en Bizkaia. La torre que se encuentra en la cima es el antiguo faro que data del año 1778, y en la cual, se puede visitar un pequeño museo donde se da a conocer la historia de la ciudad de Donostia-San Sebastián. Dentro del Parque de Atracciones hay un funicular, que data del año 1912, que une el parque de atracciones con la Plaza del Funicular (donde se puede visitar el “Peine de los Vientos” de Chillida y pasear por la playa de Ondarreta prosiguiendo por la playa de la Concha hasta finalizar en la Parte Vieja y el monte Urgull).

Acantilados y ensenadas de Muitzape, Kontramaisu y Tximistarri

Desde el hotel hay un sendero que baja a la costa rocosa que se extiende a nuestros pies. Disfruten de la tranquilidad para realizar un paseo agradable y al mismo tiempo, déjense llevar por la naturaleza que le rodea y por la fresca brisa del Cantábrico.

Barrio o Pueblo de Igeldo

Es un barrio que pese a tener dos zonas residenciales mantiene un carácter rural con un pequeño casco con frontón, plaza para practicar deportes vascos y la iglesia de San Pedro. Los caserios se extienden en los dos vertientes del cordal en que se asienta el barrio, la ladera sur y la norte que baja hacia el mar. Esta pequeña sierra o cordal llega hasta Orio, y al estar sobre el mar tiene vistas impresionantes tanto de la costa como de las montañas, desde el País Vasco Francés a Bizkaia pasando por Navarra y Gipuzkoa.

Donostia-San Sebastián

Estamos sobre la cuidad a menos de 1,5 Km del casco urbano de la zona de la playa Ondarreta (línea urbana con parada de autobús enfrente del hotel). La ciudad se caracteriza por la belleza de la naturaleza en la que se asienta, pero también por la calidad de la urbanización y la arquitectura de los edificios. La gastronomía vasca se ofrece en todo su esplendor en la Parte Vieja. Los bien conocidos “Pintxos” o “Cazuelitas” que seducen su paladar, o bien, la especialidad de pescados en la brasa (Besugo, Cogote, Rape y Rodaballo) y la cocina tradicional como la nueva cocina nueva vasca en todo su arte culinario del buen hacer.

En los alrededores como en la cima del monte Urgull se puede disfrutar de unas vistas estupendas a la bahía de San Sebastián. La ciudad también ofrece visitas como al curioso y pequeño Aquarium con grandes y pequeños especies marinas, el Museo Naval, un paseo en el Barco San Sebastián que le lleva a la isla Santa Clara y sobre la costa del alrededor, paseos turísticos en Autobús de dos plantas (Autobús londinense) o en el tren txu-txu, el museo Chillida-Leku, el museo de la ciencia Miramon, el Palacio de Congresos Kursaal, un centro de Talasoterapia La Perla), Club de Tenis Ondarreta, Pista de patinaje sobre hielo Txuri-Urdin, el parque del Palacio de Aiete, la plaza de toros Illumbe (con un centro de ocio), el casino Kursaal, centro comercial la Bretxa y muchos más.